Qué hacer cuando te quemas con el sol

El sol es un factor externo muy agresivo para nuestra piel, sobre todo durante el verano, dada la alta exposición a los rayos UVA y a la luz solar.

Tanto es así que, en ocasiones, se producen grandes quemaduras solares que pueden ser muy perjudiciales para la salud de nuestra piel, aunque cierto es que, en pequeñas dosis, la luz del sol puede ser muy beneficiosa, ya que es necesaria para la síntesis de la vitamina D.

Así pues, tal y como dice el refrán, prevenir es mejor que curar; de modo que es vital evitar este tipo de quemaduras y protegerse día tras día. Como ya sabemos, el exceso y sobreexposición a la luz solar conlleva consigo unos grandes riesgos para el bienestar de nuestra piel.

Pero puede que hayas tenido un descuido y no sepas qué hacer cuando te quemas con el sol. Si quieres saberlo, sigue leyendo. ¡Te traemos las soluciones que necesitas!

Puede que no tengas signos evidentes de quemaduras del sol como ampollas o manchas, pero si tienes aunque sea un mínimo de enrojecimiento en la piel, da por sentado que te has quemado.

enrojecimiento de la piel por culpa del sol

Todos estos síntomas producen molestias más o menos leves, como escozor, calor en la zona o irritación. Sin embargo, las quemaduras solares pueden provocar síntomas graves, como fiebre, debilidad o shock, en cuyo caso, debes acudir al médico para que te valore.

Si es un caso leve y solo se ha producido un ligero enrojecimiento, es de gran utilidad usar lociones aftersun o cremas hidratantes en la zona afectada, para el alivio ante las quemaduras del sol.

Estos tienen en su fórmula componentes para calmar las quemaduras solares y así ayudar a afrontar las molestias asociadas. Sin embargo, si lo que sientes es dolor, lo mejor será tomar antiinflamatorios orales para calmar los síntomas.

Si prefieres los remedios caseros, opta por productos naturales y que no sean nocivos para la piel, como baños de agua helada en determinados momentos del día o aloe vera. Eso sí, no utilices otros remedios populares en las redes como la leche, el tomate o la espuma de afeitar, entre otros muchos.

La próxima vez que vayas a tomar el sol, recuerda tomar precauciones y no caer en los errores más habituales, como es el hecho de no realizar una exposición al sol gradual, empezando por unos pocos minutos e ir prolongándolos con el paso de los días.

Otro de los errores más comunes es subestimar la función del protector solar o no aplicarlo con la debida cantidad, lo que se convierte en un riesgo añadido.

Tipos de quemaduras por el sol

La quemadura solar, también llamada eritema solar, es consecuencia de la exposición al sol y se caracteriza por el enrojecimiento y el escozor y picor en la zona afectada. Estas quemaduras se consideran leves.

El mejor tratamiento para el eritema solar leve será evitar todo tipo de remedios caseros y optar por lociones farmacéuticas.

 

En cuanto a las quemaduras de segundo grado, éstas ya son más serias y se manifiestan en forma de ampollas tras la quemadura solar, las cuales son mucho más dolorosas.

Se deben mantener limpias, lavando la zona con jabón y agua y aplicando algún tipo de pomada después. Además, deben ser tapadas con algún apósito.

En casos más graves, se puede producir una insolación. Pero, ¿qué es la insolación?

Es la exposición a altas temperaturas por parte de una persona, siendo la radiación solar su principal causa. Para prevenirla se debe evitar el sol, beber mucho líquido, no realizar deporte al aire libre en horas de altas temperaturas y usar una vestimenta ligera.

Cremas para quemaduras solares

Cremas para quemaduras solares que te recomendamos desde Farmacias Top

Con todo, para prevenir estas quemaduras, desde Farmacias Top te queremos recomendar la utilización de fotoprotector solar de farmacia, siempre superior a 30.

Si bien, lo ideal es escoger uno de SPF 50+, especialmente en personas con pieles claras y muy claras, niños y bebés. También hay que evitar la exposición solar prolongada en las horas de más calor del día, incluso aunque se lleve protector solar.

Si las quemaduras solares ya se han producido, opta por una crema de farmacia para quemaduras solares, como:

Encuentra estos y más productos en nuestra web. ¡Hazte con uno de ellos y no te expongas a las quemaduras solares!